Estreñimiento

30 de marzo de 2021
INTESTINO.jpg

Se trata de uno de los problemas más frecuentes y uno de los motivos de consulta más habituales en la especialidad de Aparato Digestivo.

El estreñimiento se define como un hábito intestinal de menos de tres deposiciones por semana ó aquella situación en la tenemos dificultad para la evacuación o heces muy duras y compactas de difícil evacuación.

Un pequeño repaso a la fisiología:

Aquellos alimentos que no pueden ser digeridos en el intestino delgado, y asimilados para producir energía, pasan al intestino grueso (el colon). Ese contenido supone una especie de “sopa” que alcanza unos 5 litros diarios (por la suma de esos restos de alimento, junto a bacterias intestinales y diferentes jugos o secreciones liberadas en forma de jugo gástrico, bilis, jugo pancreático, agua y secreciones del intestino). El colon se ocupa de ir absorbiendo agua, casi toda, para ir espesando esos restos hasta dejar apenas medio litro de agua y mucho componente sólido. Cuanto más tiempo pase el contenido en el intestino más se secará, más compactos serán los restos y por tanto mayor dificultad para su evacuación.

Por tanto en nuestro hábito intestinal van a influir tanto la eficacia del intestino para ir moviendo los restos, como la “calidad” del contenido, es decir, cuanto líquido o restos contenga.



¿Qué es el estreñimiento?

Cualquier dificultad para una deposición cómoda deberá ser etiquetada como estreñimiento. Es aguda cuando se trata de un problema a corto plazo, (p.e. unos pocos días motivado por un viaje). Pero si el problema se alarga en el tiempo o es “de siempre” debemos pensar en un estreñimiento crónico.

Existe una situación intermedia: la de aquellas personas que presentan alternancia entre periodos de estreñimiento y otros con evacuaciones normales o incluso diarrea. De eso nos ocuparemos más adelante (en un futuro artículo sobre el síndrome de intestino irritable).


¿Qué NO es estreñimiento?

Existe un estreñimiento idiopático, es decir, cuando el propio ritmo intestinal es más lento del habitual, y también una larga lista de procesos o situaciones que pueden producir ese síntoma. Por eso cuando un paciente sufre un cambio no justificado de su ritmo intestinal habitual, debe ser estudiado para descartar esas enfermedades que pueden manifestarse con estreñimiento.

En un estreñimiento puede haber moco visible en las heces, pero nunca sangre. La presencia de sangre en las heces NUNCA puede ser atribuida a estreñimiento, salvo que el paso de unas heces muy compactas por el ano, provoquen alguna forma de sangrado anal de sangre roja. Y aún en ese caso deberá ser confirmado por un médico. Nunca debería justificar la presencia de sangre y siempre deberá consultar con un médico esa situación.

Como adelantamos antes, cualquier tipo de estreñimiento que dura más de unos días o no tenga una clara justificación, debería ser estudiada.


¿Cómo tratar un estreñimiento?

Una de las causas más frecuentes de estreñimiento es la escasa ingesta de agua, lo que lleva a unas heces muy duras y de difícil tránsito. Por otra parte una dieta muy pobre en residuos dejará pocos restos no digeridos y por tanto poco “material” para formar las heces. Por tanto, aumentar la ingesta de agua y favorecer una dieta rica en residuos (salvado de trigo, cereales, legumbres, fruta con piel…) será un buena forma de iniciar un tratamiento saludable del estreñimiento.

Asimismo, la poca actividad o la vida sedentaria facilitan un tránsito lento. Caminar o hacer bicicleta u otro tipo de actividad física aumentan la activación del intestino, su movimiento y aceleran la evacuación.

Numerosas enfermedades pueden incluir entre sus síntomas el estreñimiento, y no sólo enfermedades del intestino: problemas tiroideos, o neurológicos se incluyen entre ellas. Los medicamentos son también una conocida y frecuente causa de estreñimiento. Por tanto, si las medidas iniciales de dieta y actividad no consiguen una clara resolución del problema, deberemos acudir a nuestro médico.

La automedicación con el empleo de laxantes de forma habitual sin un estudio previo y un seguimiento por el médico es una imprudencia que desaconsejamos. Podemos estar demorando un diagnóstico más importante y provocando problemas de salud a largo plazo.





Autor: Dr. Carlos Silva
Unidad de Obesidad HC
Consultas HC Miraflores.
Ubicadas en Paseo de los Rosales 28 dpdo.
Grupo Hospitalario Hernán Cortés



Camino de las Torres, 51-53
50008 - Zaragoza



Horario: 24 h - 365 días



Paseo de los Rosales, 28 dpdo.
50008 - Zaragoza



Horario: L-V, 07:15h a 21:00h



Calle Francisco Pizarro, 8
50004 - Zaragoza



Horario: L-V, 08:30h a 21:00h



Calle Hernán Cortés, 23-25
50005 - Zaragoza



Horario: L-V, 07:15h a 21:00h

En colaboración con


© Copyright 2020 Grupo Hospitalario Hernán Cortés