Día del Asperger

18 de febrero de 2022
GHHC-Asper-2.jpg

¿QUÉ ES EL ASPERGER?

El síndrome de Asperger (SA) toma este nombre por Hans Asperger (1994), un pediatra de origen austríaco que estudió y describió este trastorno observando las dificultades de relación que presentaban algunos de sus pacientes.
Se trata de un trastorno del neurodesarrollo que pertenece a los conocidos Trastornos del Espectro Autista (TEA), y se hace evidente durante los primeros años de vida, uno o dos años generalmente; siendo lo más llamativo las dificultades a nivel social. Así, resulta de gran importancia un diagnóstico precoz con el que establecer un abordaje terapéutico y dar respuesta lo antes posible a las necesidades detectadas.

¿CÓMO ES UN NIÑO CON ASPERGER?

Un niño con Asperger puede pasar desapercibido dentro del núcleo familiar, y ser en el ámbito escolar donde salten las alarmas. A pesar de que poseen un buen funcionamiento intelectual y lingüístico; presentan algunas dificultades típicas como la falta de empatía, ingenuidad, pocas habilidades para relacionarse con sus iguales, lenguaje repetitivo y comunicación no verbal empobrecida, mucho interés por cuestiones muy concretas, además de torpeza motora y dificultad en la coordinación. No obstante, es importante apuntar que cada niño es diferente, y tiene sus peculiaridades particulares.

Así, como síntomas de alerta, podríamos fijarnos en la ausencia de juego social con el resto de los niños que le rodean, incomprensión de normas sociales, con conversaciones inusuales, poca expresión facial, movimientos torpes, incluso sensibilidad extrema hacia aspectos sensitivos como ruidos fuertes.



¿CÓMO AYUDAR A UN NIÑO CON ASPERGER?

  • Establece una rutina diaria muy definida.
  • Avísale con anterioridad de aquellos cambios que se vayan a producir y seamos conocedores.
  • Interésate por aquello que le importa y le interesa, y pregúntale qué necesita.
  • No le grites por sus dificultades.
  • Intenta evita el castigo, y premia aquellas conductas más adaptativas a nivel social. Por ejemplo, el acercamiento a otro niño.
  • Favorece las relaciones entre iguales de forma aumentativa. Por ejemplo, quedar con un primo o un niño de clase un rato después del colegio.
  • Acompáñale en sus momentos de frustración. Por ejemplo: “Entiendo que estés enfadado porque hoy no hemos visto tu colección de animales, si necesitas darme un abrazo estaré aquí”.
  • Utiliza siempre un lenguaje directo, puesto que tienen dificultades en entender los dobles sentidos, entendiendo todo de manera literal. Por ejemplo: “estás comiendo mucho” en vez de “te estás poniendo morado”.
  • Al presentar dificultades de comprender o inferir pensamiento o sentimientos del otro, le haremos consciente de nuestro estado. Por ejemplo: “estoy muy contenta de que hayas hecho este dibujo pensando en mí”.

Autor: Naroa Cuevas
Psicóloga Infantil
Consultas HC Miraflores
Ubicadas en Paseo de los Rosales 28 dpdo.
Grupo Hospitalario Hernán Cortés




Camino de las Torres, 51-53
50008 - Zaragoza



Horario: 24 h - 365 días



Paseo de los Rosales, 28 dpdo.
50008 - Zaragoza



Horario: L-V, 07:30h a 21:00h



Calle Francisco Pizarro, 8
50004 - Zaragoza



Horario: L-V, 08:30h a 21:00h



Calle Hernán Cortés, 23-25
50005 - Zaragoza



Horario: L-V, 07:45h a 21:00h

En colaboración con


© Copyright 2022 Grupo Hospitalario Hernán Cortés

Déjanos tu teléfono y nos pondremos en contacto contigo a la mayor brevedad posible.

O también puedes llamarnos o mandarnos un Whatsapp al teléfono 623 012 710