Primer implante de prótesis de rodilla reconstruido en 3D en Aragón

18 de febrero de 2021
Reconstruido_en_3D_en_Aragon.jpg

El Hospital HC Miraflores de Zaragoza ha sido el lugar elegido por el traumatólogo Javier Muñoz Marín para colocar el primer implante 100% personalizado y adaptado al paciente mediante un sistema de impresión tridimensional

El Hospital HC Miraflores de Zaragoza ha sido el escenario elegido por el doctor Javier Muñoz Marín para realizar el primer implante de prótesis de rodilla reconstruida mediante un sistema de impresión 3D para reproducir fielmente la pieza original del paciente. La operación quirúrgica ha marcado un hito en este tipo de cirugía a nivel autonómico, puesto que aunque se había desarrollado ya en clínicas de Madrid, Cataluña y alguna ciudad andaluza, nunca antes se había colocado un implante personalizado en Aragón. La intervención, realizada el pasado 17 de febrero, ha sido un rotundo éxito que abre la vía a la generalización de unos implantes que se colocan de forma más precisa y que suponen una menor pérdida de sangre para el paciente y una recuperación postoperatoria más rápida.

La clave de esta nueva tecnología es la personalización 100% de cada prótesis. Hasta ahora, cada vez que se realiza un implante de rodilla, los traumatólogos se sirven de piezas estandarizadas que seleccionan en función de la talla del paciente: un fémur, una tibia, una prótesis y las guías correspondientes para unir los huesos y la prótesis. Sin embargo, la novedad que introduce el doctor Javier Muñoz Marín es la reconstrucción de un implante idéntico al del paciente a partir de un estudio de TAC 3D del paciente, que se envía a Estados Unidos, a la sede de la empresa ConforMIS, donde se fabrica la prótesis.

El proceso dura entre 6 y 8 semanas, desde que el doctor Muñoz Marín realiza el TAC y se reciben las piezas necesarias para la operación: la prótesis de la rodilla del paciente y unas guías que marcan los cortes a realizar por el traumatólogo en la intervención, a modo de ‘negativos’ de la rodilla del paciente. Lo que se consigue con estas guías es que la colocación sea más precisa y, en consecuencia, se acorte el tiempo de la operación y la pérdida de sangre durante la misma. “Las guías ya existían con las otras prótesis, pero la novedad de este sistema es que estas nuevas guías y la prótesis en sí misma se adaptan a la anatomía del paciente y no hay que hacer tanto daño en el hueso. En un paciente de 80 años tal vez no se aprecie tanto la diferencia, pero en uno más joven sí, porque cuando haya que recambiar la prótesis quince años después el hueso estará en mucho mejor estado”, explica el doctor Muñoz.

Con la operación realizada por el doctor Muñoz Marín y su equipo en el Hospital HC Miraflores de Zaragoza, en las nuevas instalaciones inauguradas hace cinco meses en pleno centro de Zaragoza, se abre el camino para profundizar en las ventajas de los sistemas de impresión 3D aplicados al mundo sanitario. Los beneficios para el paciente son muchos. “Se reduce el daño sobre el hueso del paciente porque no hay que adaptar el hueso para encajar la prótesis, se acorta la duración de la cirugía, baja la pérdida de sangre y esto hace que las personas se recuperen mucho antes tras la operación”, explica el doctor.

Esta tecnología está muy generalizada en países como Estados Unidos y Alemania. Hace unos años comenzó a practicarse en España, en algunas clínicas de Madrid, Cataluña y Andalucía. Ahora, gracias a la iniciativa personal del doctor Muñoz Marín, le ha llegado el turno a Aragón.



PASIÓN POR LA INVESTIGACIÓN

El doctor Javier Muñoz Marín es traumatólogo y el hito que ha marcado con su primer implante de rodilla reconstruida con sistema de impresión 3D es fruto de su pasión por la investigación. Nació en Pamplona, pero se trasladó a Zaragoza hace trece años para hacer la residencia en Traumatología. Se ha especializado en patología de cadera y rodilla y a día de hoy, cuando se le pregunta por el número de prótesis de rodilla que ha implantado, afirma con rotundidad que cientos de ellas. Fruto de esa experiencia, poco a poco se fue especializando y fueron surgiendo las preguntas. “La idea de implantar prótesis personalizadas surge porque en las operaciones convencionales se observa que entre un 10 y un 15% de los resultados no son del todo satisfactorios. El paciente tiene la sensación de que no se mueve igual su rodilla, y eso se traduce en dolor, en molestias por la presencia de un cuerpo extraño. De ahí que empezase a investigar y preguntar por otras opciones”, explica el traumatólogo.

Ese deseo insaciable de conocimiento de nuevas técnicas, de mejora continua, le llevó a ponerse en contacto con expertos de otros hospitales catalanes y madrileños que se estaban iniciando en este tipo de implantes de la mano de ConforMIS y de su comercializadora en España, Medcomtech. Todo ese conocimiento, toda esa experiencia, la pone hoy a disposición de sus pacientes en el Hospital HC Miraflores de Zaragoza.





Camino de las Torres, 51-53
50008 - Zaragoza



Horario: 24 h - 365 días



Paseo de los Rosales, 28 dpdo.
50008 - Zaragoza



Horario: L-V, 07:15h a 21:00h



Calle Francisco Pizarro, 8
50004 - Zaragoza



Horario: L-V, 08:30h a 21:00h



Calle Hernán Cortés, 23-25
50005 - Zaragoza



Horario: L-V, 07:15h a 21:00h

En colaboración con


© Copyright 2020 Grupo Hospitalario Hernán Cortés